Buscar este blog

sábado, 26 de mayo de 2018

De qué estamos enfermos según el arte? Bansky/Robert del Naja





Hace un par de años, empezaron a aparecer una serie de graffitis en murallas de distintas ciudades del mundo donde se desconocía el autor de éstas sólo que aparecían de un día para otro bajo un pseudónimo firmado como "Bansky", un cierto revuelo por las características del mensaje impreso en ellas y no dejando indiferente a nadie incluso a la prensa y la política de turno, generando comentarios y viralizaciones de estas imágenes poniendo en el tapete de las comunicaciones personales y mediáticas los ciertos males que estamos padeciendo como sociedad y siendo victimas.
Imágenes que hablan de los estereotipos del mundo occidental, de la belleza impuesta que provoca la desvalorización personal al ser todos distintos, de lo que carecemos, de los que nos sobra y falta, el trabajo y abuso infantil, de la guerra, sus victimas y como nos vamos acabando poco a poco.
Bansky trabaja desde el graffiti, expresión de arte considerada por muchos como vandalismo o técnica de poco valor porque deja en evidencia fuera de los espacios considerados para el arte de lo que sufre el mundo, de lo que la gente también quiere decir y el graffiii y otros medios de expresión por una parte han tratado de ser "ese"medio a veces anónimo o distinto por el cual estas voces empiezan a aparecer.
Bansky hace reflexionar a la gente, deja en evidencia la falta de felicidad humana y por un momento ha logrado que peatones enajenados con el día a día paren un momento de la agitada vida y se pongan a reflexionar de estas ironías, para bansky un par de minutos bastaba para que empezará a despertar una ciudad dormida.

Hace poco se supo que "Bansky" era Robert del Naja, músico del grupo británico massive attack, sigue sorprendiendo con algunos polémicos graffitis y no ha querido aun reconocer públicamente su autoría continuando su trabajo desde el anonimato.

Si quieres saber algo más de Bansky:



viernes, 9 de marzo de 2018

Autobiografía "Sin Título"




Cómo una autobiografía tiene como título "Sin Titulo"...
Así es, muchas veces nuestra vida comienza sin ningún título previo, o también muchas veces con muchos títulos sin que uno ni siquiera se hubiera antes enterado antes de ellos...
Este textil habla de mi autobiografía, biografía marcada por distintos sucesos los cuales al momento de plantearse una representación plástica de éstos, se me borra la idea de dibujar la casa, la familia y el árbol, como cuando te hacen dibujar o representar tu vida y en vez de ese escenario aparece y cobra protagonismo un (paréntesis), (paréntesis) que representa un momento de mi historia el cual va a marcar un antes y después, dejándose entrever un algo que pasa, un momento de pausa, pausa determinada por un diagnóstico médico que cobra protagonismo y que deja como primer plano de mirada este rectángulo negro entre hilos de colores que empiezan y acaban sobre una esterilla cosida a un paño, paño simple que se encuentra en cualquier lugar, sobre el cual puedes hacer una obra de arte o bien también puede terminar éste en cualquier tacho de basura.
Hilando hilando... Así como una tejedora elabora una pieza, eligiendo colores, matices y distintos puntos, fue así como yo quise representar mi historia; manos como evidencia de que en cada hilar va uno construyendo, no dejando al azar lo que se va haciendo, y dejando el hilo agarrado fuerte a la tela para el siguiente punto que viene o listo para ser una pausa, empezar otro color o dejándolo agarrado nuevamente en esta gran obra personal, única e intransferible que se cose a puño y que forma parte de un todo en el cual vamos construyendo, eligiendo y generando.

Bodegón de Botellas















Bodegón. Óleo en Tela

Seguidores

Vistas a la página totales

Suscripción email